Aula del futuro, profesor del pasado

Como hace mucho que no traemos opiniones de la prensa respecto a las aulas, para nuestra sección, hoy traemos este artículo reciente de “El País”, escrito por ELENA SEVILLANO el 09/01/2008. Hay muchas cosas que me llaman la atención, es como una especie de miscelánea en la que se trata de todo: las técnicas, las aulas, las metodologías, las TICS, el e-learning, el learning by doing, la infraestructura, declaración de Bolonia, administración, política, política educativa, tendencias de futuro… ¿qué opinan ustedes?.

Destaco algunas frases:

1) Las aulas menguarán en tamaño y se multiplicarán en número: “Haremos como los cines que se convierten en minicines”, pone el símil el rector.

2) Profesores acomodados, sin ganas de más trabajo -“Da pena ver a algunos compañeros utilizar la web sólo para colgar su programa”, denuncia un docente, que prefiere que no se cite su nombre-. Alumnos con “poca cultura del esfuerzo”, se lamenta el vicerrector de la Carlos III Antonio Artés, quien aboga por una mayor responsabilidad y participación. Y por una financiación adecuada.

3) “Se pondrá el acento en el aprendizaje activo, no en los apuntes dictados; habrá más seminarios y tutorías, y los grupos se reducirán”, enumera. Entre otras cosas, porque disminuyen los matriculados. “Cuando yo era decano de Económicas teníamos 14.000 alumnos; ahora son 6.000”, compara.

4) Un 72% de las 50 universidades participantes en el estudio Las TIC en el sistema universitario español de 2006, de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), cuenta con una unidad de enseñanza virtual, y un 80% tiene desarrolladas tecnologías educativas de apoyo a la docencia.

5) “El e-learning avanzará en algunos masters, pero su verdadera explosión, aunque no a corto plazo, se dará en la formación continua”, estima Antonio Artés, vicerrector de Posgrado de la Universidad Carlos III de Madrid.

Bueno, el artículo comienza así:

España ha hecho un gran avance para adaptar su Universidad, pero los apuntes siguen mandando

La Universidad española ha hecho un gran esfuerzo para adaptarse al plan europeo que obligará a todas, desde 2010, a ser más participativas, integradas, adaptadas a la tecnología y con tutorías más individualizadas. Pero el avance tecnológico es rápido y más fácil; está en marcha. El cambio de mentalidad de los profesores, sin embargo, acostumbrados en España a la clase magistral sin feedback, será más difícil. Puede costar una generación.

– Las universidades tendrán que competir entre sí y designar prioridades

– La formación será ‘semipresencial’, en clase, en casa o en grupo por la Red

– Las aulas serán más pequeñas, con acceso a Internet y más personalizadas

– El profesor que “va soltar la charla” está llamado a desaparecer

Cada alumno irá a clase con su portátil, las clases serán más pequeñas, semicirculares, con wi-fi; el aula magna desaparecerá del día a día reservándose para las charlas puntuales de grandes expertos, se reforzarán las tutorías y los alumnos de todo el campus podrán interactuar a través de la Red. Después de años de retraso, España ha pisado el acelerador.

Desde que en 1999 los países de la UE firmaron la Declaración de Bolonia, en la que se comprometían tanto a establecer en 2010 un espacio común europeo que fomentara la movilidad de alumnos y profesores entre países como a adaptar la forma de enseñar y aprender en los campus a los nuevos tiempos, España apenas había hecho nada hasta el año pasado.(leer más…)

Fuente: [el país]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s