Más allá del e-learning y las tics en el aula… no a las aulas y profesores! Un caso de éxito

"No necesitamos ninguna educación
No necesitamos que controlen nuestros pensamientos
Ni sarcasmo oscuro en el salón de clases
Profesores dejen a los niños en paz
¡Hey! ¡Profesores! ¡Dejen a los niños en paz!
En conjunto es solo, otro ladrillo en el muro.
En conjunto solo eres, otro ladrillo en el muro. (BIS)

"¡Incorrecto, hágalo otra vez!"
"Si no te comes tu carne, no podrás comer pudín.
"¿Como puedes
comer tu pudín si no te comes tu carne?"
"¡Tu!" "¡Sí, tu detrás de las vertientes de la bici, "
párate derecho señora!"
pink floyd


“Todos los niños aprenden, gracias al curriculum oculto, que el conocimiento económicamente valioso es resultado de la enseñanza institucionalizada y que los títulos sociales son resultado del rango que se ocupa en el proceso burocrático. Así, el curriculum oculto transforma el curriculum visible en una mercancía y hace de su adquisición la forma de riqueza más segura. Los certificados que amparan conocimientos ­a diferencia de los títulos de propiedad, las acciones corporativas o las herencias­ se encuentran libres de riesgo: resisten súbitos cambios de fortuna y se convierten en privilegio garantizado.”

Ivan Illich

Vía Digizen me encuentro con esta propuesta educativa…una propuesta que va más allá de Tics en el aula, de juguetes tecnológicos, una apuesta por una forma de aprendizaje. Mucho más importante que el propio hecho de que se haga o no con tecnologías…

Sus principios son no clases, no profesores, no jerarquía, no horarios ni timbres, no muros, no conserjes …l@s alumn@s barren….buen ideario no creen…

Muchas veces nos dicen que no son posibles los experimentos, y cuando encontramos algunos que funcionan ¿qué otra cosa más podemos decir?.¿tenemos libertad para educar a nuestr@s hij@s de otra manera, más allá de la lucha por la asignatura de ciudadanía?..Reproduzco parte del artículo de Larry Abramson en NPR.
Interesante lectura de Ivan Illich la hicimos el domingo 17 de junio de 2007 en Cuanto le queda a la escuela pública española para ser el lugar de los des-hechos? (II). Algunos datos

Experimental School Gets Rid of Classes, Teachers

The New Country School has drawn observers from all over the world to tiny Henderson, Minn. Students take no traditional classes and work in an office-like environment.

New Country students sit in an open environment that looks a lot like a typical office.

Students and staff meet at tables set out in the school’s atrium to critique presentations on their projects. Student work is focused on honing individual projects.
[todas las imágenes Larry Abramson, NPR]

New Country Principles:

  • No classes. Students work on projects they select themselves. Projects are tailored to fulfill state curriculum requirements.
  • No teachers. Students consult with “advisers” who are available through the day to guide their work. Advisers do not “teach” in the traditional sense. They guide students’ work.
  • No hierarchy. The school is run like an agricultural cooperative. Advisers are owners, rather than employees. There is no principal.
  • No bells, no firm schedule. Time is set aside for lunch and for quiet reading. Other than that, students choose how to spend their time. If they fall behind, advisers help them get back on track.
  • No walls. Students work in an open environment and can confer with other students and advisers as needed. There’s no central office.
  • And no janitors. Students clean the bathrooms and the rest of the school themselves.

All Things Considered, October 19, 2007 · Enter a typical high school, and the first thing you see is the front office. It’s the “belly button” of the school, the place where the principal dwells, where grades are stored and where visitors must sign in.

The front office also reinforces familiar hierarchy: principal at the top, teachers in the middle, kids on the bottom, sitting with hands folded at their desks.

Now, imagine a school where the organizational structure is completely flat. At the New Country School in Henderson, Minn., there is no front office. Visitors are immediately embraced by an airy atrium that is the centerpiece of this one-room schoolhouse. (leer más…)

Fuente: [NPR]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s